domingo, diciembre 28, 2008

domingo, agosto 10, 2008

Mi Decreto


"YO SOY FUERZA, SALUD, PAZ, PROSPERIDAD Y FELICIDAD"
"El espíritu de Dios que está activo en mí, fluye por todo mi cuerpo físico como una corriente purificadora limpiadora y curativa, que quita toda obstrucción y trae paz, salud y armonía a todo mi cuerpo"
"Yo soy feliz, lleno de paz, y me encuentro en completo reposo"
"Soy eternamente vigoroso y radiante de vida"
"Estoy alegre, animado, vivaz y libre!"
"Me levantaré por la mañana lleno de energía, radiante, y con la fortaleza necesaria para llevar a cabo todas mis obligaciones del día"

jueves, febrero 28, 2008

La Ley de Atracción


LA LEY DE ATRACCIÓN
(Por Diego de la Rivera Ruiz)
AL HACERNOS MÁS "POSITIVOS" TENDEMOS A ATRAER MÁS ABUNDANCIA.
NATURALMENTE LA ABUNDANCIA NO ES SÓLO ECONÓMICA.
IMPORTANTE
Lo más importante que debe comprender es que la vida es como es y no como le gustaría a usted que fuera, y hay cosas que definitivamente no podemos cambiarlas.
Cada persona debe invocar por, para y trabajarse a sí mismo, nunca invocar algo en nombre de otra persona, porque no puede pensar ni sentir por otro. Su trabajo es usted.
Ponga la atención en lo que quiere experimentar, ya que la energía fluye donde está la atención.
Con su mente no puede cambiar los hechos, pero sí la percepción y el significado.
Usted tiene el poder de conectar con la reserva ilimitada a través de sus pensamientos y sentimientos, y atraer todo lo que desea a través de su experiencia.
“Cuando la mente individual conecta con la universal recibe todo su poder”.
SU OBJETIVO
Para lograr este objetivo, lo que necesita usted, probablemente, es un "Trabajo Interior".
El mundo exterior es el mundo de los efectos, es el resultado de sus pensamientos.
Debe buscar la "Felicidad", la "Prosperidad", la "Paz" y la "Visión Interior", y luego se manifestará todo en el exterior.
El deseo le conecta con el objeto deseado y la expectativa lo trae a su vida.
A esto se le denomina "La Ley de Atracción".
Es el "sentimiento" lo que crea la atracción, no sólo el pensamiento o la imaginación.
Si está imaginando o pensando sin "sentir" la abundancia, el éxito, el amor o la dicha, no está creando el "poder de la Atracción".
Usted tiene el poder de conectar con la reserva ilimitada a través de sus pensamientos y sentimientos, y atraer lo que desea a través de su experiencia.
Recuerde que:
CUANDO LA MENTE INDIVIDUAL CONECTA CON LA MENTE UNIVERSAL RECIBE TODO SU PODER.
Somos seres ilimitados, no tenemos tope.
"Las aptitudes, talentos, dones y poder que hay en el interior de todo ser humano de este planeta son ilimitados".
Michael Bernard Beckwith.
"Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado".
Buda.

CÓMO PROCEDER
La verdadera magia ocurre cuando está alineado con su propósito de vida y trabajando o poniendo su energía en lo que hace que su corazón cante.

Su intención debe ser clara y precisa, y actuar con la mente, el corazón y el espíritu, todos alienados en la misma dirección. Cuanto más clara sea la intención, mejores serán los resultados.
Cuanto más pueda tranquilizar su mente, sus pensamientos, sus emociones y relajar el cuerpo, más oirá su voz interior llevándole en dirección de sus sueños.

LA LIBERACIÓN
Su mente es como un computador, y debe liberar espacio y aumentar la memoria para poder focalizar toda su energía en pos de su objetivo.
Las cargas emocionales fuertes y las experiencias negativas son como los programas y archivos que se han dejado abiertos y que siguen funcionando en el trasfondo de nuestras vidas.
Por lo tanto debemos hacer algo urgente.
De acuerdo a la “Ley del Péndulo” un extremos sería expresarlo, y el otro reprimirlo, pero ninguna de las dos alternativas es una solución.
La liberación de la emoción sólo se logra en el centro del péndulo, “soltando” esa emoción negativa, aumentando y mejorando el aprovechamiento de la energía.
No debe seguir malgastando su energía en sufrimiento ni preocupación, sino debe “enfocarse en lo positivo”, en la “realización de su proyecto personal”.
CONSEJOS
La meditación en grupo es muy beneficiosa tanto para las personas en forma individual como grupal, ya que trae prosperidad al grupo y se potencia a la gente que está meditando.
Los acontecimientos externos son simplemente el resultado de lo que ya hemos hecho dentro de nosotros.
Cuanta más clara sea su intención, mejores serán los resultados.
Todos los maestros espirituales han escrito lo mismo: “Imagina que ya tienes lo que quieres y escríbelo. Cuando lo piensas y sientes en forma simultánea es cuando se hace realidad”.
Por ende cuando sepa lo que quiere, todo lo que realmente tiene que hacer es pensar en ello y sentirlo. El Universo – el espíritu de todo lo que existe- recibirá su señal y la proyectará.
“La Energía que envía es el resultado que obtiene”.

lunes, febrero 11, 2008

viernes, febrero 08, 2008

MIS PIEDRAS


Mis piedras, recogidas en caminos, playas, campos, senderos, ríos, ciudades, bosques y por donde mis pasos van. Cada una guarda la energía de su lugar de origen. Siempre que recorro por primera vez un lugar, recojo una piedra para llevarme comnigo el encanto y la magia...Mis hijas y mis amigos suelen traerme piedras cuando vuelven de sus vacaciones, ellos saben que será un regalo muy preciado por mi.
A menudo las baño a la luz de la luna llena y el sol, luego recargadas de energía, es la mejor terapia que me pueden brindar.
Te invito a mirar más hacia la madre tierra y podrás ver miles de piedras, pero habrá una que te llame la atención y cuando eso suceda, experimenta el gozo que se siente poseerla y llevarla a tu jardín...te acordarás de mi.

sábado, enero 26, 2008

¿Conoces las preguntas que hacen la diferencia? (Autor: Carlos Devis)



¿Cuál es la pregunta que te haces cuando te encuentras ante un problema o una situación difícil?

Tu cerebro es más poderoso que una sofisticada computadora a tu servicio. Él responde con precisión a la forma cómo te hablas a ti mismo y a las preguntas
que te haces.

Si te preguntas:

- "¿Por qué soy siempre tan estúpido?", de inmediato tu mente te dará los argumentos que serán una respuesta satisfactoria.

- "¿Por qué tengo tan mala suerte?", entonces tu mente te recordará todas las razones para sentirte desafortunado. O te enfocará en los aspectos difíciles y desagradables de tu vida.

Si en cambio te preguntas:

- "¿Qué hice mal?" o "¿Cómo hago para no repetir este error?", tu mente te ayudará a encontrar una salida constructiva. Los científicos e investigadores del comportamiento han determinado que las personas que logran mejores resultados se hacen ciertas preguntas ante las situaciones difíciles. Te puedes
hacer preguntas que te debiliten o preguntas que te fortalezcan.

Si ante un problema eliges alguna o varias de las siguientes preguntas, crearás confusión y emociones dolorosas.

Ejemplos de preguntas que debilitan:

- "¿Por que a mí?

- "¿Por qué soy tengo tan mala suerte?"

- "¿Por qué a mí todo me sale mal?"

- "¿Por qué le caeré mal a la gente?"

- "¿Por qué a mí nadie me quiere o me comprende?"

- "¿Por qué a mí me cuesta tanto aprender?"

- "¿Cuánto me durará mi mala suerte?"

- "¿Por qué a mí nunca me tienen en cuenta?"

- "¿Por qué no me valoran?" o "¿Por qué a nadie le importa lo mío?"

Todas éstas son preguntas que te inducen a generalizar o exagerar lo difícil y sobre todo a desconocer o menospreciar tus cualidades y recursos. Además notarás cómo las respuestas a estas preguntas te dificultarán la resolución de cualquier problema y, por encima de todo, generarán en ti autocompasión, aislamiento, culpa y resentimiento. Lo peor de todo es que te sentirás sin poder ante esa adversidad específica.

Si en cambio eliges hacerte preguntas empoderadas o asertivas, tu mente se enfocará en lo que depende de ti, te ayudará a definir tu problema y tus recursos de una manera más constructiva. Estas preguntas te ayudarán a sentirte más fuerte y optimista, con más control en tus resultados.

Ejemplos de preguntas con poder:

- "¿Cómo puedo salir fortalecido de este problema?"

- "¿Qué hice mal?" o "¿Qué error cometí?"

- "¿Cómo puedo ganarme o acercarme a esta persona tan complicada?"

- "¿Cómo puedo ganar el apoyo hasta de los más renuentes?"

- "¿En qué áreas tengo que prepararme mejor?"

- "¿Qué lección me deja este problema?"

- "¿Cómo hago para no repetir el mismo error?"

- "¿Qué cualidades o recursos tengo que me ayudarán a encontrar una salida?"

- "¿Qué tiene de positivo esta situación?"

Te invito a observar el poder de tus preguntas, a estar más conciente de tu propio lenguaje interior y a disfrutar de las diferencias.

Feliz semana.


P.D.: Sólo por hoy elige pensamientos y emociones positivas. Notarás la diferencia.